Polémica con stripper en la Universidad Simón Rodríguez demuestra la necesidad de fomentar el respeto por la dignidad humana en universidades

Polémica con stripper en la Universidad Simón Rodríguez demuestra la necesidad de fomentar el respeto por la dignidad humana en universidades

A través de las redes sociales se viralizó un video donde se observa a una mujer stripper bailándole a trabajadores de la Universidad Nacional Simón Rodríguez Núcleo Palo Verde en una celebración del Día del Padre el pasado 30 de junio de 2023, un hecho que originó el despido de la directiva de sus cargos y el inicio de una investigación.

Las autoridades de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez removieron de sus cargos a la directiva del núcleo de Palo Verde tras la publicación en redes sociales de un video donde se aprecia a un grupo de trabajadores junto a una stripper celebrando el Día del Padre.

A través de un comunicado, la universidad comunicó la remoción inmediata del director y sub directores del Núcleo Palo Verde e informó sobre proceder a una designación inmediata de un nuevo director o directora encargado que junto a las autoridades rectorales garanticen los procesos académicos y administrativos del referido núcleo.

Las universidades deben ser espacios que fomenten el respeto por la dignidad humana

Las universidades cumplen un rol protagónico fundamental en la promoción y defensa de los derechos humanos, el respeto a las mujeres y el rechazo a la violencia sexual. Como instituciones de educación superior, tienen la responsabilidad de cultivar un ambiente seguro, inclusivo y respetuoso donde todos los miembros de la comunidad puedan desarrollarse plenamente y participar activamente en la vida académica.

Las universidades deben ser espacios donde se fomente el respeto por la dignidad humana y la igualdad de derechos para todas y todos. El Principio IX de los Principios de Libertad Académica y Autonomía Universitaria de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sostiene que los Estados deben adoptar protocolos de atención, investigación y sanción a la violencia y acoso sexual, al igual que a la violencia contra las mujeres o la violencia basada en orientación sexual o identidad de género y otras formas de opresión o discriminación.

Los actos lascivos, tales como el acoso sexual, la violencia de género y el comportamiento inapropiado, deben ser rechazados debido a que no solo afectas a las víctimas directas, sino que también erosionan el ambiente académico, obstaculizan el aprendizaje y limitan el potencial de quienes lo padecen.

El Principio X de los Principios de Libertad Académica y Autonomía Universitaria de la CIDH define a la educación como un derecho humano y demanda que las instituciones de enseñanza pública y privada desarrollen currículos y programas para garantizar la educación en derechos humanos de manera interdisciplinaria y en todos los ciclos de enseñanza con perspectiva de igualdad de género e interseccionalidad, garantizándose también la educación sexual integral.

La educación superior tiene la responsabilidad de ser un ejemplo para la sociedad en la promoción de valores éticos y el respeto a los derechos humanos. Es importante educar a la comunidad universitaria sobre la importancia de la construcción de relaciones basadas en el respeto mutuo. Fomentar el diálogo y el debate sobre estos temas ayudará a crear conciencia y a empoderar a todos los miembros de la comunidad para que sean agentes de cambio y promuevan una cultura de respeto y dignidad.

Nota de prensa: Aula Abierta Venezuela.

⁣⁣UNETE AL GRUPO DE WHATSAPP Y DE TELEGRAM.

Solverwp- WordPress Theme and Plugin