Jóvenes católicos culminan el quinto ENAJÓ desde Maracaibo

Jóvenes católicos culminan el quinto ENAJÓ desde Maracaibo

El quinto Encuentro Nacional de Jóvenes (ENAJÓ) culminó este sábado 11 de noviembre desde el Estadio Olímpico José Encarnación «Pachencho» Romero; más de 10.000 jóvenes venezolanos se hicieron presente desde las 2:00 p. m. para el acto de clausura. Asimismo, se dio a conocer que el sexto ENAJÓ para el 2026 será en la diócesis de San Fernando de Apure.

El acto de clausura inició con animación, música folclórica de la región zuliana, los peregrinos recibieron con cantos de gaitas la reliquia de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, quien realizó en el mariamovil una vuelta olímpica en el estadio como señal de saludo a todos los jóvenes que misionaron en el Zulia.

No pierdan la alegría de la juventud

Mensaje del Papa Francisco a los jóvenes del quinto Encuentro Nacional de Jóvenes:

«Jóvenes reunidos en Maracaibo les mando un saludo, mi cercanía, no pierdan la alegría de la juventud. Sueñen y vayan para adelante». 

«Usted por aquí no están por casualidad, el Señor los llamó no solo en estos días, sino desde el comienzo de sus vidas, a todos nos llamó.  Él los llamó por sus nombres, que en estos días sean ecos vibrantes de esa llamada amorosa de Dios, que sean días en el que grabemos en el corazón, que somos amados como somos, no como quisiéramos ser. Que Dios los bendigan y recen por mí», añadió Francisco.

Las reliquias de los seis patronos del ENAJÓ estuvieron presente en el «Pachencho» Romero: San Juan Pablo II, beato Dr. José Gregorio Hernández, madre María de San José, madre Candelaria de San José, madre Carmen Rendiles y Carlo Acutis.

La misa de acción de gracias por el quinto ENAJÓ fue presidida por monseñor Jesús González de Zárate, arzobispo de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), quien estuvo acompañado por los obispos y sacerdotes venezolanos.

Cargados de ilusiones y de esperanza

Durante su homilía, Zárate agradeció la presencia de toda la juventud venezolana, que ante las dificultades asistieron de todos los estados del país: «Una alegría, un gozo espiritual y una ilusión marcan el clima de fiesta de esta noche, estamos aquí proveniente de todos los rincones de Venezuela. Hemos venido cargados de ilusiones y de esperanzas, de los anhelos del corazón y de los interrogantes que a los jóvenes se le presentan en su vida».

«Hemos vuelto a escuchar esa voz cercana, familiar y firme que nos habla del amor de Dios, en estos días del ENAJÓ experimentamos todos su amor por cada uno de nosotros. Él es el amor y el amigo que nunca falla. Es el camino y la verdad que nos hacen libres, la vida y la felicidad completa», añadió Zárate.

Asimismo, Zárate invitó a toda la iglesia católica a seguir confiando en el Señor: «El que está con Jesús nunca queda defraudado, le cambia la vida, su forma de pensar, su criterio de acción, su modo de ver el mundo y a las demás personas. La persona más importante que está aquí, es Jesucristo, el maestro y el salvador».

Realidad de Venezuela

El arzobispo de Cumaná en su homilía expuso la crisis que atraviesa Venezuela: «Esta realidad golpea especialmente a los jóvenes, todos hemos podido experimentar la desintegración de las familias y de las amistades por la emigración forzada de millones de compatriotas, cuánto cuesta despedir a los seres queridos y cuánto cuesta permanecer lejos de los seres amados».

«La realidad actual golpea fundamentalmente a los jóvenes, quienes experimenta en su propia carne la falta de oportunidades para desarrollar un trabajo digno, con el que puedan ganarse la vida o de superarse a través del estudio. Cuantas vidas de jóvenes han quedado truncadas por la inseguridad y la violencia reinante», pronunció Zárate antes los miles de jóvenes en el estadio.

El presidente de la CEV invita a la juventud de Venezuela a llevar a un mensaje de esperanza: «Queridos jóvenes, ante la extensión de las dificultades que generan inquietudes y angustia, que no siempre es fácil superar, porque el desánimo paraliza conduce a la frustración y a la muerte. Tenemos que darnos cuenta de que este ENAJÓ no puede quedarse reducido a una bella experiencia de unos pocos días, debe proyectarse en la vida concreta de cada uno y de nuestros grupos parroquiales».

Síguenos en WhatsApp, Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras noticias.

Solverwp- WordPress Theme and Plugin